Posts Recientes

About

6 consejos para la seguridad en el baño



El baño, junto con la cocina, es una de los lugares en los que más accidentes se producen. La presencia de agua, que puede provocar resbalones o la electricidad son aspectos que hay que tener en cuenta para evitar esos pequeños accidentes domésticos.

Vamos a ver algunos consejos de seguridad para el baño:


Consejo 1: Evitar resbalones

Las salpicaduras de agua en el suelo pueden provocar accidentes y resbalones. Este tipo de accidentes son muy fácilmente evitables. Utilizar alfombras o esterillas para el baño aumentarán el agarre al ahora de pisar suelo mojado al salir de la ducha o por reboses del lavabo.

También el uso de sandalias o calzado para estar en casa reducirá cualquier susto. Además, con un calzado adecuado, evitarás dejar manchas de huellas en el suelo y evitarás el contraste de frío o calor entre el suelo y la planta del pie.

Además de estos consejos básicos, la utilización de suelos de materiales antiderrapantes reducirán los posibles accidentes. Además este tipo de suelos son muy fáciles de mantener ya que son muy resistentes y fáciles de limpiar.

Dentro de la bañera o la ducha también se pueden producir este tipo de accidentes. Por eso es muy recomendable la utilización de tapetes o suelos antiderrapantes para el interior de la bañera.

A la hora de salir de la bañera, un asidero o barra de apoyo nos ayudará a salvar el desnivel de la bañera o ducha. Otra opción, es utilizar un plato de ducha a ras de suelo, que facilita la movilidad, sobretodo para personas mayores, además de ser estéticamente muy decorativo ya que aporta continuidad al espacio.


Consejo 2: La humedad y ventilación

La ventilación en el cuarto de baño puede ayudar a evitar accidentes. Baldosas húmedas harán el espacio más resbaladizo, además el exceso de humedad puede provocar manchas de humedad y moho.

Por eso es recomendable, si no se dispone de ventana al exterior, incorporar un sistema de ventilación, bien mediante extractores o rejillas de ventilación.


Consejo 3: Cuidado con la electricidad

El agua y la electricidad son enemigos de la seguridad. Por eso es importante disponer de enchufes en zonas alejadas de los grifos o a las que no llegue las salpicaduras del lavabo o la ducha.

Si puedes utiliza tapas para cubrir los enchufes mientras no se utilicen, mejor.

A la hora de usar electrodomésticos como secadora, planchas de pelo, afeitadoras... asegúrate de que el suelo no este mojado y que el lavabo o bañera han sido vaciados.

Muchos de estos aparatos eléctricos son recargables y se pueden utilizar bajo la ducha, si puedes, utiliza este tipo de sistemas que son más seguros. Eso si, recuerda usarlos solo si están adaptados para esas condiciones de humedad y nunca enchufados a la corriente eléctrica.


Consejo 4: Falta de espacio

Los baños, por lo general son espacios reducidos en los que se aprovecha el espacio al máximo. Sin embargo, en ocasiones ese aprovechamiento del espacio acaba generando pequeños accidentes, como por ejemplo: caídas de objetos de armarios o zonas de almacenamiento, golpes con la puerta al entrar...

Por ello utiliza adecuadamente el espacio, aprovecha los huecos para tener espacio de almacenamiento extra como esquineras o armarios. A poder ser, que estén cerrados e intentar no acumular muchos objetos ya que pueden caerse y golpearte produciendo pequeños hematomas que suelen ser más dolorosos, debido a que vamos descalzos o sin protección.


Consejo 5: Seguridad e intimidad

Además de los accidentes, el baño es un momento intimo y personal. Por ello no queremos interrupciones y molestias mientras estamos en el aseo.

Disponer de un seguro o cierre interior es una opción siempre positiva que evitará situaciones incomodas.

Muchos baños disponen de ventanas. Se puede utilizar cortinas para evitar las miradas indiscretas, pero colocar vinilos translucidos permitirán que la luz entre con facilidad evitando que te vean desde el exterior.


Consejo 6: Medicamentos y limpiadores fuera del alcance de los niños

El baño suele ser el lugar donde se guardan productos de farmacia como medicamentos, etc. También se utilizan productos que pueden ser peligrosos como quita-esmaltes, gel para el pelo,... o productos de limpieza.

Todos estos productos deben estar en armarios cerrados a los que los niños no puedan tener acceso. Además, los productos deberán estar bien cerrados para evitar derrames fortuitos que acaben generando algún tipo de emergencia.

Esperamos que con estos consejos básicos para tu hogar evites los pequeños accidentes y sustos que se pueden producir en el baño.
6 consejos para la seguridad en el baño 6 consejos para la seguridad en el baño Reviewed by Inmobiliaria de Antequera Oaxaca on 23:14 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.